El emprendimiento y la Innovación social ¿Qué son y para qu​​é existen?

Estándar

El emprendimiento  y la Innovación social ¿Qué son y para qu​​é existen?

​Hoy en día se escucha mucho ​el término “​innovaciones sociales​” y “emprendedores sociales​”​ de hecho estos dos temas se han vuelto tendencia entre los emprendedores y los innovadores.

​Pero, qué es lo que define a una innovación social de una innovación común? ¿Qué es lo que hace un emprendedor social diferente de un emprendedor común?

​En este articulo busco explorar de forma breve el significado  e importancia del emprendimiento y la innovación social.

Antes de definir el significado de emprendedor social, e​s importante comenzar por describir a un emprendedor​. De acuerdo a Roger Martin y Sally Osberg​,​ en su artículo “Social Entrepreneurship The Case of Definition” para la Standford Social Innovation Review​, un emprendedor​ es aquel que denota habilidades especiales innatas  para sentir y actuar ante la oportunidad como inspiración, creatividad, liderazgo, coraje y fortuna, el  pensamiento fuera de la caja junto con una única determinación por crear algo nuevo para el mundo con un fin preponderantemente económico y que busque agregar valor para el mercado.

Por lo tanto, emprendedor social podría definirse como alguien que cumpla con estas mismas características pero que en adición a un fin preponderantemente económico y la búsqueda por agregar valor al mercado, busque resolver o mitigar una problemática social.

En muchas ​ocasiones quienes dirigen ONG´s son considerados emprendedores sociales​. ​Sin embargo, ​a mi parecer, ​al no tener un fin preponderantemente económico como lo engloba la palabra emprendimiento, son líderes ​o innovadores sociales​. Porque lideran actividades, procesos, personas y alinean objetivos  buscando un fin social o resolver un problema específico de una comunidad y en algunas ocasiones lo hacen con un componente de innovación social o sin el mismo.

La innovación social desde mi punto de vista, es la creación de valor en la sociedad a través de nuevos mecanismos, tecnologías, procesos y soluciones más efectivas y eficientes que puedan ser masificados para resolver problemas sociales, dependiendo de ello el éxito o el fracaso de la innovación.

A pesar de que el concepto de innovación social es un término que ​ha cobrado fuerza recientemente es un ​proceso que lleva años,  incluso siglos ​entre nosotros. La innovación social es uno de los mecanismos a través de los cuales se ha promovido en el mundo  la equidad,  la igualdad de oportunidades y el desarrollo económico y social. Algunos ejemplos de las primeras innovaciones sociales en el siglo XIX fueron​:​la creación y aparición de uniones de microcrédito, cooperativas y uniones de comercialización, entre otros.  Posteriormente, las primeras ONG´s a finales de la segunda guerra mundial, cuya innovación radica en su forma de trabajo debido a que se enfocaron en resolver todos los problemas ocasionados en el periodo de la Posguerra que los gobiernos no podían solucionar a través de su propia estructura y que empezaron a ser atendidos de una nueva forma a través de grupos profesionales de expertos y especialistas  en temas sociales capacitados para afrontar las consecuencias de la guerra y comprometidos con el bien social.

Sobre la importancia que la innovación y el emprendimiento social han tomado  en los últimos años podemos decir que se debe en parte a que el crecimiento de las economías de los países se empieza a basar en la  educación y salud representando una gran espacio para las organizaciones comerciales, de voluntariado y públicas de servicios​. Abriendo una oportunidad para  co-crear el valor agregado con los consumidores  y un sin​​fín  de posibilidades para innovaciones sociales en esta temáticas, que además representan   importantes oportunidades económicas para sus creadores, y que los ​inversionistas públicos, privados y no gubernamentales  cada día están más dispuestos a financiar.

Para concluir este artículo, me gustaría explicar mi intento de aportación al e emprendimiento e innovación social. Actualmente, soy socio fundador de diferentes emprendimientos sociales en los cuales busco resolver problemáticas sociales a través del uso de la tecnología. Hace unos días, tuvimos el gusto de participar en el “Programa Magazine de la Radio”, y presentamos una de estas iniciativas. El grupo social empresarial APT – Fundación TICNNOVA, a través del cual promovemos el uso y apropiación de las TIC en la población vulnerable mediante el uso de tecnología creada a partir de la experimentación con los nuevos usuarios de las TIC. Así hemos creado una metodología que incluye un programa que simplifica el uso de computador a través de un interfaz de escritorio simplificado que permite a los nuevos usuarios redactar documentos de textos o enviar un correo electrónico  desde la primeras horas del proceso junto con enfoques de superación personal y económica que disminuyen aversión tecnológica, tiempos y costos de enseñanza de las capacitaciones permitiéndonos contribuir a la inclusión digital de una forma más efectiva y escalable.

Anuncios

¿Es verdad qué en la era digital todos estamos conectados?

Estándar

 

Cada año el número de usuarios de internet y de las computadoras aumenta y miles de productos y servicios son creados para ser adquiridos por internet o ya pueden ser adquiridos por este medio. Los sitios de comercio electrónico, Facebook, Google y hasta de gobierno, día con día incrementan su número de usuarios y frecuentemente más personas dicen que todos estamos conectados a internet.

Pero es necesario ser más críticos en esta afirmación porque no todos son parte de la era digital, hay todavía millones de personas que aún no hacen una primera búsqueda por Google, no acceden a portales públicos o de capacitación,  no compran un solo producto por internet, no envían un correo electrónico o  no publican un post por Facebook. Según el INEGI en México más del 50% de la población no pertenece  a la era digital y de acuerdo al International Telecommunication Union 65% de la población de las economías en vías de desarrollo se encuentra en la misma situación.

La  falta de uso de las Tecnologías de la información y comunicación (TIC) implica  su desconocimiento y es una  carencia educativa y cultural  llamada analfabetismo tecnológico que merma la calidad de vida y se vuelve un obstáculo para el progreso de los individuos que no las manejan.

Constituyéndose como un elemento de no-inclusión en el ámbito laboral y social, limitando la competitividad de las personas, su obtención de nuevos conocimientos, su acceso a oportunidades laborales, a productos y servicios  públicos y privados y nuevos medios de comunicación  segregando a las personas no conectadas  y convirtiéndose en un impedimento para  integrar a la base de la pirámide a las sociedades tecnológicas.

Además existe una oferta mínima de productos de fácil uso y acceso que permiten a la gente con menor nivel de alfabetización y personas en condición de discapacidad,  contacto para tener una mejor calidad de vida a través de las TIC. Por ejemplo, para desarrollar una actividad económica, adquirir productos y servicios, capacitándose,  comunicándose y accediendo a información a través de internet.

Para integrar a la base de la pirámide a la era digital y brindarles mayores oportunidades de desarrollo a través de las TIC se requieren robustos programas de inclusión digital que cubran acceso a metodología e infraestructura y la creación de productos y servicios tecnológicos y on-line para este segmento poblacional que les permitan aprovechar las virtudes de la tecnología para cambiar y mejorar sus vidas como ya lo hacen los usuarios de las TIC en el mundo.

Cyberfácil es un ejemplo de estos productos y  a través de un software innovador, amigable, barato y fácil de utilizar e inclusivo este programa permite a una persona que nunca ha usado una computadora, realizar las tareas digitales básicas en menos de 3 horas y acceder a capacitaciones tecnológicas y aplicaciones gubernamentales o de empresas a través de su interfaz.

Entender que el mundo aún no está conectado permitirá detectar áreas de oportunidad y desarrollar productos y servicios para quienes aún no entran a la era digital  e integrarlos a las sociedades tecnológicas.

Más información aqui:

El analfabetismo tecnológico; una nueva forma de discriminación

Estándar

El analfabetismo tecnológico; una nueva forma de discriminación

La nueva era en la que nos encontramos donde las tecnologías de la información y su uso se están transformando en herramientas para la vida diaria por la tecnologización del empleo y de los servicios públicos y privados ha generado que la mayoría de la población de los países en vías de desarrollo que no maneja estas nuevas tecnologías empiece a ser desplazada hacia una nueva clase de analfabetismo, el digital y el tecnológico.

Esta nueva forma de analfabetismo crea una ruptura social ocasionada por la velocidad en los cambios tecnológicos  y las nuevas necesidades formativas de los mismos, cuyo nombre es la brecha digital que significa  la separación existente entre las personas que utilizan las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en su vida diaria y quienes no las saben utilizar.

En México existe una clara muestra de que el uso de las TIC se encuentra estratificado, pues a mayor edad menor es el uso de la computadora.  Una cifra alarmante que evidencia esta situación es que según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), sólo 5% de los usuarios de las computadoras e internet en México tienen más de 55 años.

Esta falta de uso de las tecnologías de la información, la cual implica desconocimiento de las mismas; se empieza a convertir en una carencia educativa y cultural que de a poco merma la calidad de vida y se vuelve un obstáculo para el progreso de los individuos que no las manejan.

DSC_1860

Así la falta de conocimiento y uso de los recursos informáticos empieza a constituirse como un elemento de no-inclusión en el ámbito laboral y social que limita la competitividad de las personas, la capacidad para obtener nuevos conocimientos, para acceder a oportunidades laborales, a productos y servicios  públicos y privados y a nuevos medios de comunicación.

Fomentando la segregación de las personas no conectadas y posteriormente convirtiéndose en una nueva forma de discriminación que de poco les impedirá integrarse a esta sociedad tecnológica; generando exclusión que afecta a las personas con menores ingresos, mayor edad y alguna condición de vulnerabilidad.

Como una alternativa de inclusión digital, rápida, práctica y amigable con el usuario; la empresa Accesibilidad para Todos ha desarrollado un software  que simplifica las funciones básicas de la computación, que genera en los nuevos usuarios ganas por aprender y confianza por hacerlo y que está cambiando la manera de aprender computación debido a que han logrado que una persona que nunca ha usado una computadora, en menos de 3 horas con ayuda de este programa pueda navegar en internet, redactar un correo electrónico o un documento de texto.

La innovación que propone este emprendimiento mexicano-colombiano premiado a nivel internacional busca combatir esta segregación ocasionada por el desconocimiento del uso de las TIC con un programa de fácil acceso, tanto económico como técnico que disminuye radicalmente los costos de capacitación y dificultades de aprendizaje masificando esta tecnología e integrando a la era digital a los desconectados.

Sí deseas conocer más sobre Cyberfácil puedes visitar las siguientes páginas:

www.cyberfacil.net

www.inclusiondigital-mexico.org

Artículo realizado por Oscar Pulido